PICA-PICA

Pan Chino casero

3.8
(9 votos)
Pan Chino casero
0 7006
El pan chino es todo un clásico de los restaurantes chinos. Tiene este toque dulce, frito y esponjoso muy especial que nos encanta y ahora con esta receta lo podrás preparar en tu propia casa. Hacer pan chinos es más fácil de lo que parece y en esta receta te contaremos todos los pasos con vídeo incluido. ¡Todos a cocinar!

Edad + de 5 años

Tiempo 95 min.

Dificultad Media

Edad Frio

Ingredientes para 4 personas:

300gr de Harina de fuerza / 25gr de Levadura fresca de panadería / 190gr de Leche / 15gr de Manteca de cerdo o aceite / 25gr de Azúcar / 1 cucharadita pequeña de Sal/
¡Recuerda! Siempre que quieras cocinar debe haber un adulto para ayudarte en la cocina.

Preparación:

¡Aquí te dejamos un vídeo para que no te pierdas ni un paso!

Coge los 190gr de leche y caliéntala un poco para que esté tibia (que no pase de los 30º).

Añade 1 cucharada de azúcar ( 5gr ) y remueve para que se disuelva Ahora es el turno de la levadura, añádela a la mezcla y remuévelo bien Deja reposar la mezcla unos 10 min aproximadamente para que la levadura se vaya activando.

Pasados los 10 minutos la mezcla será una masa espumosa que indicará que ya podemos pasar al siguiente paso. Si aún crees que le falta un poco espera unos minutos más.

Dale unas vueltas a la mezcla y añade el resto de los ingredientes: 15gr de manteca de cerdo que podrás derretir previamente en el microondas, 20gr de azúcar, 300gr de harina y 1 cucharadita pequeña de sal.

Mezcla todos los ingredientes con un tenedor y cuando veas que va cogiendo cuerpo y cuesta de mezclar, espolvorea un poco de harina encima del mármol de la cocina y trabájala ahí con las manos durante unos 8-10 minutos aproximadamente.

Estira la masa con un rodillo encima del mármol de la cocina hasta que consigas que quede de un grosor aproximado de medio centímetro. Lo ideal es que te quede una forma rectangular.

Ahora, coge la masa y haz una bola suavemente sin apretarla mucho. La dejaremos reposar tapada con un trapo, durante 1 hora, en un bol con un chorrito de aceite bien escampado por encima que impedirá que se seque y haga costra.

Pasada la hora de reposo, coge la masa y vuelve a amasarla durante 2 minutos más aproximadamente hasta que pierda todo el aire. Verás que se desinfla pero esto ya es normal.

Esparce un chorrito de aceite por encima menos por una de las puntas que servirá para cerrar la masa una vez enrollada.

Enrolla la masa sobre si misma y antes de cerrarla retira el exceso de aceite si ves que lo hay y unta la parte final con un poco de agua que hará que se pegue mejor la masa y no se deshagan los panes.

Una vez cerrado, corta el rollo de masa en 8 partes iguales y coloca cada parte encima de un papel de horno para que no se pegue.

Cháfalos un poco por encima para que no pierdan la forma durante el proceso de cocción y déjalos reposar durante 30 minutos más para que crezcan y cojan buen tamaño.

Luego, cuece los panes al vapor durante 15 minutos. Si dispones de vaporera mejor pero si no siempre puedes hacerlos con una olla con un poco de agua y una rejilla. Te quedarán muy bien igualmente.

Pasados los 15 minutos los panes casi no han cambiado pero ya están más duros. Retíralos del vapor y déjalos reposar 5 minutos sobre un papel de cocina para que pierdan un poco la humedad.

Finalmente, sólo te queda freírlos en abundante aceite hasta que queden bien doraditos y listo, tu panecillos chinos ya estarán acabados.

Déjalos enfriar encima de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y opcionalmente espolvoréalos con un poco de azúcar. ¡Están riquísimos!


MÁS RECETAS


Añadir comentario:

  (0)  
Tu comentario:
Usuario sin registro Iniciar sesión
Enviar