TARTAS

Tarta de queso y chocolate blanco

5
(5 votos)
Tarta de queso y chocolate blanco
0 293
La tarta de queso es uno de los postres por excelencia y es que la receta es riquísima. Hoy te enseñaremos cómo preparar una deliciosa Tarta de queso y chocolate blanco sin horno con la que lo pasarás genial en la cocina y con un resultado espectacular. ¿Te apuntas a hacerla? ¡Está riquísima!

Edad + de 5 años

Tiempo 90 min.

Dificultad Fácil

Edad Frio

Ingredientes para 4 personas:

125 gr. de Galletas Digestive / 60 gr. de Mantequilla / 300 gr. de Chocolate blanco / 300 ml. de Nata para Montar / 300 gr. de Queso tipo Philadelphia / 100 ml. de Leche entera / 3 hojas de Gelatina neutra / 125 gr. de Frambuesas/
¡Recuerda! Siempre que quieras cocinar debe haber un adulto para ayudarte en la cocina.

Preparación:

Prepara todos los ingredientes encima de la mesa y lávate bien las manos.

Primero, empezaremos haciendo la base de nuestra Tarta de queso. Para ello picaremos las galletas Digestive en una picadora o a mano.

A continuación derretiremos la mantequilla en el microondas y una vez lista la verteremos sobre las galletas. Lo mezclamos bien hasta que todo quede integrado.

En un molde desmontable pondremos papel de horno y colocaremos la mezcla de base que hemos preparado y lo presionaremos hasta que nos quede una base compacta. Debe quedarnos perfectamente lisa. Una vez lo tengamos, reservaremos en la nevera.

Ahora prepararemos el relleno de la tarta. Para ello, colocaremos las láminas de gelatina neutra en agua fría para que se hidraten.

En un bol, colocaremos la nata para montar que batiremos con unas varillas para que empiece a montar. Una vez veamos que comienza a coger consistencia ya podemos dejar de batir y la reservaremos en la nevera.

A continuación, fundiremos el chocolate de nuestra tarta. Lo haremos al Baño María, para ello colocaremos un cazo con agua en el fuego y cuando hierva lo retiraremos del fuego.

Después pondremos un bol encima en el que pondremos el chocolate blanco que pasados dos minutos se irá derritiendo. Iremos removiendo con una lengua pastelera hasta que todo quede bien fundido. Reservaremos también el chocolate.

El siguiente paso será calentar la leche en el microondas o en el fuego, y escurrir las hojas de gelatina muy bien para que se elimine el exceso de agua y las echaremos en la leche. Removeremos muy bien hasta que la gelatina se diluya completamente.

A continuación en un bol grande pondremos el queso crema, la mezcla de leche y gelatina y el chocolate blanco derretido. Con una batidora de varillas, mezclaremos hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.

Una vez lo tengamos agregaremos la nata montada y lo integraremos en la mezcla dando suaves movimientos con una lengua pastelera. Así evitaremos que la nata pierda aire y nos quede perfecta.

Después, sacaremos el molde con la base de la nevera y echaremos la mezcla del relleno encima y la meneamos para que quede bien lisa y que no queden burbujas.

Llevaremos la tarta a la nevera durante unas 4 horas, pero lo mejor es hasta el día siguiente.

Pasado este tiempo la sacamos de la nevera y la desmoldamos con cuidado. Ahora, puedes decorar tu Tarta de queso con unas frambuesas por encima o unas láminas de chocolate blanco. ¡Y ya tendrás preparada una deliciosa Tarta de Queso y chocolate blanco sin horno! Qué delicia.

Te dejamos un tutorial de Platos fáciles con Tamara para que veas el paso a paso y pueda quedarte genial.

Te dejamos un tutorial de Platos fáciles con Tamara para que veas el paso a paso y pueda quedarte genial.


MÁS RECETAS


Añadir comentario:

  (0)  
Tu comentario:
Usuario sin registro
Enviar