TARTAS

Tarta de petit suisse

4.5
(13 votos)

Imagen no disponible.

3 6917
Una tarta que seguro que entusiasma es la de petit suisse porque, a parte de estar muy rica, es súper suave y tiene textura a mousse. Es muy fácil de preparar y no necesitas ni horno. Solo debes seguir estos pasos y ya verás que buena te quedará. Además, es perfecta para cocinar junto a toda la familia: seguro que hay trabajo para todos, del más pequeño al más grande de la casa. ¡Buen provecho!

Edad + de 7 años

Tiempo 40 min.

Dificultad Media

Edad Frio

Ingredientes para 4 personas:

150 gramos de galleta tipo digestive / 60 gr. mantequilla fundida / 200 ml. de nata para montar / 100 ml. de leche / 1 sobre de gelatina de fresa royal (85 ml) / 6 petit suisse / Chocolate blanco para decorar/
¡Recuerda! Siempre que quieras cocinar debe haber un adulto para ayudarte en la cocina.

Preparación:

Empezamos por la base. Pon las galletas en una bolsa de plástico y con un mortero o una botella de cristal aplasta las galletas hasta que queden bien troceadas, como polvo de galleta. Una vez lo consigas ya las puedes sacar de la bolsa y ponerlas en un bol.

Derrite la mantequilla en el microondas y cuando esté fundida incorpórala al bol de galletas. Mezcla bien hasta conseguir que las galletas y la mantequilla queden completamente integradas. Cuando lo consigas echa la base en un molde desmontable cubierto con papel vegetal. Nosotros hemos utilizado uno de 20 cm de diámetro, si quieres un pastel más grande solo debes doblar las cantidades de ingredientes.

Distribuye bien las galletas por todo el fondo del molde, y después aplástalas hasta conseguir una base compacta y lisa. Pon la base en el frigorífico mientras preparas la crema de la tarta.

Para empezar a hacer la crema debes batir con unas varillas los 6 petit suisse junto a la nata para montar en un bol. Debes conseguir una crema fina, suave y de color rosita.

Ahora rellena un vaso con 50 ml de leche y calienta la leche en el microondas durante 30 segundos. Cuando esté caliente saca el vaso del microondas y añádele un sobre de gelatina de fresa. Mezcla bien con una cuchara mientras añades los 50 ml de leche fría restantes. Cuando tengas la gelatina bien integrada con la leche incorpórala en el bol con la crema de petit suisse y mezcla hasta que quede todo bien integrado.

Cuando tengas la crema hecha, saca el molde de la nevera y vierte la crema de petit suisse sobre la base de galleta. Para evitar que la masa de galletas se levante, pon una cuchara boca abajo que frenará la crema, haciendo que caiga más suavemente.

Tapa el molde con film de plástico transparente y mete la tarta en la nevera un mínimo de cuatro horas, aunque lo más recomendable es que se quede toda la noche. Una vez pasado este tiempo la puedes sacar y desmoldar. La mejor forma para hacerlo es pasar un cuchillo afilado por los bordes de la tarta. Finalmente, antes de sacar el molde, la puedes decorar con virutas de chocolate blanco, con fresas naturales, con nata... ¡Lo que más te guste! ¿Qué te parece? ¡Fácil y deliciosa!

Queremos agradecer esta idea a http://www.piorecetas.com/ que siempre ofrece recetas deliciosas y diferentes.


MÁS RECETAS


Añadir comentario:

  (3)  
De : Danna

Espléndidas resetas se ven deliciosas

Comentado hace 3 Años y 9 Meses
De : LILIANA

MMMMMMMMMMM... QUE RICO YOMI YOMI SE ME HACE AGUA LA BOCA DE LO DE LISIOSO QUE SE VE O NO DIJANME USTEDES

Comentado hace 3 Años y 9 Meses
De : albornoz roxana

muy buenas la recetas

Comentado hace 3 Años y 11 Meses
Tu comentario:
Usuario sin registro
Enviar