MANUALIDADES

Crea un bonito paisaje con sal y tizas de colores

5
(1 votos)
Crea un bonito paisaje con sal y tizas de colores
0 750

¿Quieres hacer un jarrón decorativo con un bonito paisaje hecho con sal y tizas de colores? Ya verás qué sencillo de hacer y qué bonito queda, si sigues paso a paso este taller.

 

 

Para hacer este taller necesitarás:

  • 2 cajas de 10 tizas de colores Giotto Robercolor
  • Mini Pack de 12 Hojas de papel vegetal Canson Basik 90 g.
  • Botes antivuelco Giotto
  • 2 kg de sal fina y medio kilo de sal gruesa
  • Palito de brocheta
  • Jarrón circular de cristal
  • Bote de aluminio
  • Cuchara de plástico

Para crear el paisaje, puedes utilizar un jarrón o acuario de cristal circular o rectangular, y del diámetro y altura que prefieras. Nosotros hemos utilizado uno circular de 18x18 cm.

 

Coloca en el interior un bote de aluminio. De esta manera no tendrás que llenarlo todo de sal y pesará menos tu creación.

 

Ya puedes empezar a preparar la sal de colores que necesitarás. Coloca sobre un papel un buen puñado de sal fina y con la tiza en horizontal frota sobre la sal. Verás como al cabo de un rato la sal empieza a teñirse del color de la tiza con la que estás frotando. Cuanto más frotes, más intensidad de color conseguirás.

 

Cuando veas que obtienes el color deseado, puedes utilizar el mismo papel de base a modo de embudo para colocar la sal teñida en un bote y reservar.

 

Prepara diferentes tonalidades y colores utilizando la sal fina.

 

Las tizas Giotto Robercolor son antipolvo para minimizar los riesgos de alergia. Están especialmente recomendadas para niños con problemas asmáticos. No ensucian las manos y están dermatológicamente testadas. Hay hasta 10 colores disponibles.

 

Las cantidades aproximadas que necesitarás de cada color son:

  • 1 kg de color azul
  • 250 g de color marrón y 50 g más de marrón más clarito
  • 150 g de color roj
  • 100 g de los colores naranja y amarillo.

 

 

 

Tiñe también 500 g de sal gruesa siguiendo el mismo procedimiento de los dos tonos de verde. La necesitarás para hacer los árboles, que son el motivo principal. 250 g de color verde oscuro y 250 gramos más del verde más clarito.

 

Una vez tengas la sal de colores preparada iniciaremos con la realización del paisaje. Este paisaje tiene tres bloques diferenciados: el suelo, los árboles y el cielo.

 

Para hacer el suelo, pon una capa uniforme de un dedo aproximadamente del color marrón más oscuro. Añade sobre la capa base tiza de color naranja y mezcla ligeramente el marrón con el naranja con un palo de brocheta. Sella este bloque con una fina capa de sal teñida de color marrón clarito por encima.

 

Para hacer los árboles utilizaremos la sal gruesa de color verde. Pon una gran cantidad a cada lado creando dos montañas. Nosotros hemos hecho en un lado una montaña de color verde claro y otra, en el otro lado, de color verde más oscuro. Añade por encima una capa con un poco de sal, esta vez de la fina, de colores verde también: en la montaña más clarita pon la tiza verde más oscura y sobre la montaña más oscura la tiza verde clarita. Y por encima otra fina capa de sal sin teñir de color blanco.

 

Después, cubre con una gran cantidad de sal teñida de color azul clarito (puedes mezclar un poco de sal blanca para crear un tono más clarito) y añade un poco de sal azul más oscuro por encima.

 

Ahora, con mucho cuidado, con un palo de brocheta crearemos los árboles. Introduce el palo de brocheta en vertical en los laterales del jarrón y rompe las montañas verdes para crear un arbolito al lado del otro. Verás cómo se van formando los árboles sobre el fondo azul del cielo de la sal teñida azul que se va colando entre los árboles. Ve dando forma con cuidado con el palo de brocheta.

 

En uno de los lados crearemos un sol: con una cuchara, da forma pronunciada de cuna y cubre con un poco de sal amarilla y naranja mezclada, coloca sal de color rojo y cubre de nuevo con un poco de mezcla de sal amarilla y naranja. Acaba de dar forma circular al sol con cuidado con el palo de brocheta.

 

Crea ahora el resto del cielo con algunas nubes y algunos pájaros.

 

Cubre de nuevo con una gran cantidad de sal de color azul, esta vez un poco más oscuro. Intercala sal de color blanco para hacer las nubes y ve mezclando ligeramente. Con la cuchara, añade una fina línea de unos 2 cm de color rojo donde quieras poner un pájaro. Sella con un poco de azul nuevamente sobre el rojo y clava ligeramente la punta del palo de brocheta justo en medio de la línea roja.

 

Acaba de cubrir toda la superficie con color azul. Procura que la superficie quede bien lisa para obtener un mejor acabado.

 

Y ya tendrás listo este bonito paisaje de un bosque con una puesta de sol. ¿Te animas a hacerlo? Ya verás qué divertido y fácil de hacer.

 

Descubre más talleres en: www.fila.it/es/es/video/


MÁS MANUALIDADES


Añadir comentario:

  (0)  
Tu comentario:
Usuario sin registro
Enviar